Federación de Enseñanza de CCOO de la Región de Murcia | 25 febrero 2024.

El Área Pública de CCOO califica de "incendiarias" las declaraciones de Rosell

    El sindicato considera que estas declaraciones son una cortina de humo para eludir las responsabilidades de los empresarios en la salida de la crisis y la situación de desempleo masiva, e insisten en buscar políticas basadas en la especulación y el pelotazo como hizo el anterior presidente de CEOE.

    11/02/2013.

    El Área Pública de CCOO rechaza y considera deplorables las declaraciones del presidente de la CEOE, en las que cuestiona la existencia de altas cifras de personas desempleadas en España y el papel de las empleadas y empleados públicos en la economía del país.

    "El señor Rosell ha vuelto a utilizar la manipulación para alinear a sus partidarios empresariales y congraciarse con los poderes económicos a los que sirve, cargando de una forma hiperagresiva e insultante contra el colectivo de empleados públicos que desempeñan su trabajo, volviendo a hacer uso de la criminalización de personas que cumplen con sus tareas y colaboran en la economía nacional, aportando su esfuerzo y trabajo", afirma el sindicato. Oculta conscientemente a la opinión pública que España está entre los países con menos empleo público de los países de nuestro entorno, y que precisamente aquellos países con más empleo público y más protección social están sufriendo menos los efectos de la crisis.

    Para CCOO, Juan Rosell esconde su falta de propuestas y alternativas a la crisis bajo el manto de una peligrosa demagogia, pensada para alimentar a los sectores más ultramontanos de la sociedad, colaborando a la extensión de una imagen de "siesta, charanga e incompetencia laboral", aplastando, con esa visión que proyecta, el reiterado y repetido discurso empresarial de que es necesario reforzar la imagen de la marca España como uno de los ejes de salida de la crisis, para generar confianza tanto externa como interna.

    Sin duda, para CCOO tienen mucha más responsabilidad en esta situación de crisis, el alto índice de fraude fiscal, en los que sin duda los empleados públicos no incidimos porque cotizamos y contribuimos con nuestros salarios e impuestos a las arcas públicas, y algunas excepciones fiscales a grandes fortunas que impiden mejorar los ingresos públicos, donde tampoco están incluidos los empleados públicos.

    El sindicato considera que estas declaraciones son una cortina de humo para eludir las responsabilidades de los empresarios en la salida de la crisis y la situación de desempleo masiva. Así como eludir, algunas actuaciones de dirigentes de CEOE en el pasado. Así, imploran la eliminación de empleo público para generar negocio en el hueco que deja, frente a la incapacidad de los empresarios de generar empleo privado.

    Lo manifestado por el presidente de la CEOE sobre el empleo y la gestión de lo público no puede ser compartido de ninguna manera ni matiz por el conjunto de empresarios, que encuentran en el ámbito de la gestión pública amparo, cobertura y ayuda para la extensión o pervivencia de sus negocios, haciendo uso del esfuerzo colectivo de las personas que prestan su trabajo en las diferentes administraciones y que con ello regulan, administran, ordenan y proyectan un mercado articulado sin el que este país sería una "selva peligrosa" en el que imperaría la ley del más fuerte, mejor armado y con más sicarios bajo su mando.

    ¿Es este el modelo que propone el presidente de la CEOE?, se pregunta CCOO. Negar la existencia de millones de personas paradas, cargar contra prestigiosas instituciones públicas como el INE, o negar la realidad, tiene que recibir el más absoluto de los rechazos del Área Pública de CCOO, que defiende la calidad de los servicios públicos y a los trabajadores y trabajadoras que en ellos prestan una valiosa e insustituible prestación laboral.

    Por último, CCOO emplaza al Gobierno a no prestar la más mínima atención a las declaraciones de Rosell, ni a ser cómplice de tales despropósitos.